La legisladora Olga Sánchez Cordero, quien asumirá como presidenta del Senado, sostuvo que  buscará acuerdos y consensos con los grupos parlamentarios de la oposición para sacar adelante las propuestas legislativas de la 4-T y del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Sin duda, para mí va a ser nuevamente un reto, un reto enorme estar en la Mesa Directiva, como presidenta, si es que así lo estima el Pleno de la cámara y avanzar, avanzar en la construcción de acuerdos. Avanzar en un diálogo permanente, porque el diálogo, la dialéctica parlamentaria es lo que construye”, indicó durante su presentación.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: