Cuando los talibanes tomaron el control de Kabul, la capital de Afganistán, anunciaron que instaurarían un nuevo gobierno basado en los principios del Islam; fue el pasado 17 de agosto cuando el grupo extremista ofreció una conferencia de prensa en la que dio a conocer que una vez tomado el control del país, procederían a crear una nueva administración ajena a la del presidente Ashraf Ghani, quien se encuentra escondido en Emiratos Árabes Unidos.

Vale recordar que los talibanes comenzaron a tomar las principales ciudades de Afganistán, para finalmente llegar y establecerse en la capital, hacia inicios de agosto, cuando el gobierno de Estados Unidos comenzó con la retirada de los militares que permanecían en dicho país de Oriente Medio desde 2001, luego del ataque contra las Torres Gemelas perpetrado por el grupo terrorista Al Qaeda.

De acuerdo con el plan de Joe Biden, para el 31 de agosto ya no debe haber ninguna tropa estadounidense en territorio afgano, pese al rápido avance del grupo de talibanes en Afganistán. A la retirada del Ejército de Estados Unidos se ha sumado también la salida de militares y personal diplomático de otros países, como Francia, aunque por ejemplo el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha pedido al demócrata que retrase la salida de sus efectivos

De acuerdo con agencias internacionales, el funcionario de Gran Bretaña buscaría ganar tiempo para que más personas puedan huir de Afganistán. Vale recordar que desde que se dio a conocer que los talibanes estaban avanzando por las principales ciudades del país, los ciudadanos que se negaban a volver al régimen comenzaron una desesperada huída por tierra y aire hacia países que les ofrecieran la condición de refugiados.

La advertencia de los talibanes

El Emirato Islámico de Afganistán -nombre real de los talibanes- lanzó una advertencia para los países que no hayan retirado a todas sus tropas para el 31 de agosto. Durante una entrevista para Sky News, uno de los principales voceros del movimiento, Suhail Shaheen, señaló que tomarán acciones en caso de que la ocupación inglesa y norteamericana continué, pues lo verán como algo negativo.

Los talibanes han vociferado que no buscan la venganza y que su líder ha perdonado a todos, incluso han prometido respetar algunos derechos de las mujeres y hasta invitarlas al nuevo gobierno de Afganistán. En la misma conferencia de prensa del 17 de agosto aseguraron que aunque siguen los principios de su religión, este grupo es diferente a aquel que causó terror en Afganistán hasta 2001, cuando fueron expulsados por las tropas estadounidenses.

Del nuevo gobierno en Afganistán a cargo de los talibanes poco se sabe. Ese día el portavoz Zabihullah Mujahid explicó que aunque tendría su base en el Islam, la nueva administración local «conectaría» con todas las partes, sin buscar vengarse de los que los expulsaron y ocuparon su país años atrás. «La guerra ha terminado, todos están perdonados«, dijo entonces el vocero a nombre de sus líderes.

Este 23 de agosto, AFP reportó que los talibanes no darán mayores detalles del nuevo gobierno que instaurarán en Afganistán en tanto no termine la ocupación estadounidense: «Se ha decidido que la formación del gobierno no será anunciada mientras siga habiendo un soldado estadounidense en el territorio de Afganistán», dijo una fuente de los talibanes a la agencia, información que habría sido confirmada después por otro integrante del grupo extremista.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: