A pesar de la tercera ola de contagios por Covid-19, hay algunas personas que han decidido no confiar únicamente en los medios de comunicación y dejar la situación a un lado. Lydia Rodríguez y su esposo, por ejemplo, pensaron que su organismo era lo suficientemente fuerte para resistir la enfermedad ocasionada por el virus SARS-CoV-2 sin recibir la vacuna. Sin embargo, la situación se complicó después de que asistiera a un campamento de una semana. 

Como parte de las actividades de la iglesia de su comunidad, Lydia y su familia asistieron a un evento recreativo. A pesar de permanecer en un espacio al aire libre, Lydia, su esposo y sus hijos se contagiaron de Covid-19. La grave situación que enfrentó la familia Rodríguez ocasionó que Lydia se arrepintiera de su decisión, por lo que acudió a recibir el biológico en contra del virus; pero el médico se dio cuenta de que era demasiado tarde

¿Qué ocurrió?

Una vez en el hospital, Lydia fue recibida con un ventilador para tratar de compensar los niveles de saturación de oxígeno que su organismo no estaba registrando. La historia fue relatada por Dottie Jones a The Washington Post, medio en el que se publicó el último deseo por parte de Lydia: «Por favor, asegúrense de que mis hijos se vacunen«. Lydia, quien se desempeñaba como maestra de piano, le pidió a su hermana que cumpliera su voluntad.

Lamentablemente, el matrimonio conformado por Lawrence y Lydia Rodríguez perdió la vida a consecuencia de los daños ocasionados por el Covid-19. La pareja llevaba 21 años de matrimonio y ambos murieron en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital en Texas. De acuerdo con el testimonio de Jones, Lydia no creía en la efectividad de las vacunas, pues creía que podía manejar la situación por sí sola, sin necesidad de medicamentos

No informaron a su familia

La familia decidió no informar a nadie de su familia respecto a la enfermedad que estaban enfrentando. No fue hasta que Lawrence llevó a Lydia al hospital el 12 de julio cuando la familia intervino. Mientras los esposos estaban internados en la Unidad de Cuidados Intensivos, el resto de la familia optó por llevar víveres y medicinas a los cuatro hijos del matrimonio, quienes están experimentado síntomas leves de Covid-19. 

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: