El mejor secreto de belleza que tenemos a nuestro alcance es mantener una piel hidratada para evitar vernos mayores o con un aspecto demacrado. Aunque el maquillaje y otras técnicas pueden ayudar, no hay mejor forma de transformar nuestro rostro que cuidándolo desde el interior. Una correcta hidratación provoca que los niveles de agua en nuestro organismo estén equilibrados, algo que no solo nos beneficia a nivel estético

Protegernos de agentes externos como el clima y la contaminación también son clave para evitar el envejecimiento prematuro, por lo que debemos ser conscientes de nuestra rutina para incorporar todas esas pequeñas acciones que harán la diferencia en nuestro rostro y en nuestro cuerpo. A pesar de los consejos comunes como el uso de protector solar o el consumo de cantidades suficientes de agua, podemos complementar esas acciones y obtener grandes resultados. 

Hidratar la piel es clave para lucir un rostro de porcelana. Foto: Freepik

¿Qué debo hacer para hidratar mi piel?

  1. Bebe agua constantemente: Dependiendo de tus características físicas, tu consumo de agua debe ir de 2 a 3 litros por día. Debes beber agua natural si deseas eliminar las toxinas. 
  2. Consume frutas y verduras: Estos alimentos aportan grandes cantidades de agua, por lo que también son una forma de obtener la hidratación que necesita tu organismo. 
  3. Ingiere vitaminas: Las vitaminas A, D y el Omega 3, además de las sales minerales, contribuyen a que tu piel se regenere de manera correcta. 
  4. Duerme bien: Descansar entre siete y ocho horas por día es fundamental para tener una piel saludable, pues es durante este momento cuando nuestros tejidos se regeneran. Al dormir, el cuerpo produce la hormona de la elasticidad. 
  5. Evita fumar oingerir bebidas alcohólicas: Tener hábitos saludables es parte de los cuidados. Fumar o beber alcohol en exceso producen envejecimiento prematuro y deshidratan tu organismo.
  6. Báñate con agua tibia: Si eres valiente y no le temes al agua fría, esto será ideal, pues el agua caliente deshidrata y reseca la piel de todo tu cuerpo. 
  7. Usa cremas humectantes: Las cremas humectantes o hidratantes suelen contener elementos que ayudan a que tu piel luzca sana y se hidrate de manera correcta. 
  8. Utiliza productos amables con tu tipo de piel: Debes utilizar jabones neutros, por ejemplo, para que tu piel no presente ninguna reacción adversa, especialmente si tienes piel sensible. 
  9. Aplica protector solar: Proteger tu piel de los rayos ultravioleta evitará que tu piel se queme y se dañe a causa del sol. 
  10. Exfolia tu piel: Retira las células muertas como parte de tu rutina semanal, puedes utilizar azúcar o gránulos finos.
Establecer una rutina de belleza es parte importante de nuestro cuidado personal. Foto: Freepik

¿Por qué es importante hidratar la piel?

La piel deshidratada es la razón principal del envejecimiento prematuro, pues la piel se debilita y pierde colágeno. A pesar de que los signos de la edad su inevitables, retrasar su aparición puede ser muy conveniente. El uso de los productos correctos y el establecer una rutina, además de ser conscientes de nuestros hábitos traerá beneficios a largo plazo para nuestro organismo. Si tienes alguna duda, puedes consultar con una persona especialista en dermatología para que te informe al respecto. 

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: