La prefectura de Okinawa y Gunma, en Japón, suspendieron el uso de la vacuna contra el Covi-19 de la farmacéutica Moderna al detectar nuevos lotes contaminados de la vacuna, esto tras la muerte de dos personas vacunadas. 

A través de un comunicado la prefectura de Okinawa informó la decisión de suspender la aplicación de la vacuna anticovid, esto debido a que se habían detectado “sustancias extrañas” en algunas. Sin embargo, Gunma señaló a la agencia AFP que continuarán aplicando la de Moderna, pero las que están en buen estado. 

Los nuevos lotes contaminados fueron fabricados por la empresa española ROVI contratada por Moderna. Por el momento se inició una investigación tanto en el Europa como en Japón para conocer el riesgo de las partículas presentes en las vacunas y así tomar las medidas necesarias. 

Investigan muerte de dos personas vacunadas 

El anuncio sobre la suspensión de la vacuna anticovid en Japón, se da tan sólo un día después de que se iniciara una investigación por la muerte de dos hombres, de 30 y 38 años, que recibieron la segunda dosis de Moderna

El ministerio de Salud de Japón informó de la muerte de las dos personas y señaló que habían recibido la segunda dosis de uno de los lotes que habían sido bloqueados el pasado 26 de agosto por el gobierno, así lo señala la agencia AFP. 

«Por el momento, no tenemos ninguna prueba de que estos decesos fueran causados por la vacuna Moderna, y es importante efectuar una investigación para determinar si hay una relación”, señalaron en un comunicado la farmacéutica estadounidense y Takeda. 

La farmacéutica Moderna es una de las que recibió la aprobación para la aplicación de una tercera dosis, por lo que las personas que recibieron la segunda dosis de esta vacuna anticovid hace ocho meses podrían acudir a partir del 20 de septiembre, teniendo prioridad el personal de salud y los adultos mayores. 

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: