El huracán Grace se degradó este jueves a tormenta tropical a su paso por la península de Yucatán, tras tocar tierra en territorio mexicano esta madrugada con fuertes vientos y lluvias, mientras Henri se intensificará en el Atlántico norte hasta convertirse en un huracán el viernes.

Grace, el segundo huracán de la temporada ciclónica en la cuenca atlántica, se encuentra a 80 millas (130 km) al este-noreste de Campeche, en México, y presenta vientos máximos sostenidos de 60 mph (95 km/h), indicó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos en su boletín de las 13.00 hora local (17.00 GMT).

Se desplaza rápidamente hacia el oeste con una velocidad de traslación de 18 mph (30 km/h).

Grace, que continúa arrojando intensas lluvias en su avance por Yucatán, tocó tierra alrededor de las 5.45 EST (9.45 GMT) justo al sur de Tulum, en el este de esta península mexicana, con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora.

El NHC, con sede en Miami, detalló en su boletín más reciente que se espera que Grace “toque tierra por segunda vez en México el viernes por la noche o el sábado temprano”, después de entrar en aguas del Golfo de México.

Se mantiene un aviso de huracán (paso en 36 horas) para la costa mexicana, desde Puerto Veracruz hasta Cabo Rojo y otro de tormenta para la península de Yucatán desde Tulum a Campeche y para la costa continental mexicana desde el norte de Cabo Rojo a Barra del Tordo.

Se espera que el sistema continúe debilitándose a medida que cruza Yucatán, pero se prevé su reintensificación cuando el centro alcance el Golfo de México.

Grace presenta hoy un movimiento general de oeste a oeste-noroeste, pero experimentará un giro lento hacia el oeste-suroeste el fin de semana.

Según este patrón de trayectoria, la tormenta tropical Grace “continuará desplazándose sobre la península de Yucatán las próximas horas para salir esta tarde al suroeste Golfo de México”, indicaron los meteorólogos.

Grace también va a producir precipitaciones en toda el área bajo aviso y la marejada ciclónica estará “acompañada olas grandes y destructivas”, resaltó el NHC.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: