La fiscal capitalina, Ernestina Godoy, anunció que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) judicializó las investigaciones contra los exdiputados Mauricio Toledo Gutiérrez y Benjamín Saúl Huerta Corona, acusados de enriquecimiento ilícito y violación a un menor, respectivamente.

Por lo tanto, solicitó al juez que gire órdenes de aprehensión contra ambos: “Esta noche, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México presentó ante juez la acusación penal en contra de los exlegisladores federales Saúl Huerta y Mauricio Toledo y en consecuencia solicitamos girar órdenes de aprehensión para ambas personas imputadas”.

Lo anterior, a efecto de presentarlas “de inmediato” ante la autoridad judicial, ya que los delitos de que se acusa a ambos “son graves”.

“Hemos activado ya todos los mecanismos de colaboración con las autoridades federales y de otras entidades federativas para localizar y presentar a las personas imputadas. Utilizaremos todos los medios legales para cumplir con las órdenes de aprehensión lo más pronto posible”, enfatizó.

Benjamín Saúl Huerta es acusado formalmente de abuso sexual agravado y violación en contra de menores de edad, en tanto que Mauricio Toledo es imputado por enriquecimiento ilícito.

En un mensaje a medios, Godoy reconoció ampliamente a las y los diputados federales que votaron las solicitudes de desafuero que presentó la Fiscalía.

“La Cámara de Diputados en su función de Jurado de Procedencia ha determinado retirar la inmunidad procesal a dos de sus integrantes para que enfrenten, como cualquier otro ciudadano, una acusación penal y un  juicio justo ante el Poder Judicial”, señaló.

Aseguró que la Cámara cumplió “cabalmente” su función como depositaria de la soberanía popular.

“Nuestro compromiso es con la verdad al servicio de las y los habitantes de la Ciudad de México. No toleraremos más abusos de quienes pretenden esconderse al amparo de la política para cometer delitos”, finalizó.Fiscalía CDMX solicita órdenes de aprehensión contra Saúl Huerta y Mauricio Toledo

Las acusaciones de agresiones sexuales contra Benjamín Saúl Huerta

El legislador Huerta fue detenido el pasado 21 de abril por agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, luego de que un menor lo acusara de realizarle tocamientos e intentara abusar sexualmente de él. Sin embargo, fue liberado antes de pasar a disposición judicial, debido al fuero constitucional que ostenta por su condición de diputado.

El 27 de abril, La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) presentó en la oficina jurídica de la Cámara de Diputados, la solicitud para el desafuero Huerta Corona, sobre quien pesa otra acusación de abuso sexual por parte de un adolescente.

De acuerdo con el diario Reforma, Huerta renunció a su derecho de presentar pruebas ante la Sección Instructora de San Lázaro.

La dependencia señaló que Huerta está en calidad de indiciado para la Fiscalía, vinculado a las investigaciones sobre dos casos de abuso, uno contra un menor de edad y otro contra un adulto. En el caso del menor, la investigación está centrada en el delito de violación equiparada agravada y en el del adulto, por abuso sexual agravado.

Comentó que se cuenta con pruebas suficientes de las agresiones cometidas por el legislador, que fue expulsado de la bancada del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y a quien el partido le suspendió sus derechos políticos. Entre las pruebas están los dictámenes periciales en la materia.

Entonces, la Fiscalía apuntó que la Policía de Investigación tenía ubicado a Huerta Corona para evitar que pudiera darse a la fuga.

El Pleno de la Cámara de Diputados también aprobó retirar el fuero al diputado Partido del Trabajo (PT) Mauricio Alonso Toledo Gutiérrez, por 381 votos a favor, 24 en contra y 37 abstenciones.

El exdelegado en Coyoacán es acusado de tener un patrimonio que resulta incongruente con sus ingresos reportados, por lo que le fue imputado el delito de enriquecimiento ilícito.

El pasado 25 de enero, la fiscal Ernestina Godoy, dio a conocer la solicitud a la Cámara de Diputados para el desafuero en contra del legislador. 

“En cada una de las fases de este procedimiento, el Ministerio Público de la Ciudad de México probará la responsabilidad penal del diputado mencionado en la comisión del delito de enriquecimiento ilícito acreditado con un incremento injustificado e inexplicable en su patrimonio, lo que resulta incongruente con sus ingresos reportados”, expuso.

“Se acreditó que la persona imputada cuenta con inmuebles cuyo valor excede a los ingresos legalmente manifestados como servidor público. La investigación incluye el análisis de las declaraciones patrimoniales presentadas por el servidor público referido al periodo comprendido de 2006 a la fecha”, dijo la fiscal capitalina Ernestina Godoy.

Fuente: Aristegui