Para apoyar en la liberación de su padre Héctor «N», quien fue vinculado un proceso por la denuncia que interpuso su hija Alexa Parra por presunto abuso sexual, Daniela Parra continúa reuniendo pruebas.

Pese a todas las complicaciones que se han dado alrededor de su detención, la joven no abandona al actor e incluso decidió reabrir el negocio de tamales que había iniciado con su padre meses antes de que la denuncia de Alexa les cambiara la vida.

Daniela comenzó a promover su negocio a través de sus redes sociales, en el que también ha colaborado Diego Hopster, su novio, en cocinando tamales tipo gourmet.

El pasado 14 de agosto, Daniela retomó su negocio de “Tamalitos chidos”, ya que gracias a estas ventas podrá cubrir algunos gastos del proceso legal que enfrenta su progenitor.

Además, Daniela continúa informando a través de diversos medios de comunicación acerca del proceso que vive su padre, y no deja de exigir a las autoridades que esclarezcan el caso.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: