Para todo aficionado al fútbol que incluso ha practicado este deporte de forma amateur es sabido que los ánimos de un juego se pueden encender de un momento a otro; incluso en los llamados partidos “llaneros” es común ver trifulcas donde hasta las familias de los jugadores intervienen.

Uno de los personajes que más peligro corren en este tipo de encuentros es el árbitro, pues más allá de varios recordatorios a su madre, al ser ligas amateurs, están expuestos a las agresiones de jugadores y aficionados, quienes difícilmente reciben alguna sanción como sí ocurriría en una liga oficial.

En este sentido desde Honduras se ha vuelto viral un video, donde un silbante “de barrio” llevó su protección ante estas eventualidades a otro nivel, pues con el fin de evitar las agresiones de los jugadores y afición, el silbante sacó una pistola en pleno juego.

Por medio de redes sociales la grabación del momento ya le ha dado la vuelta al mundo, pues aunque el encuentro terminó con saldo blanco, fácilmente podría haberse convertido en tragedia.

El sorprendente acto tuvo lugar en en La Jigua, Copán, al occidente de Honduras, durante un partido que enfrentaba a dos conjuntos de la comunidad.

¡Una tarjeta qué! La pistola

En la grabación difundida se aprecia en primer lugar como el silbante estaba siendo rodeado por jugadores y aficionados, quienes violentamente le reprochaban sus decisiones durante el juego.

Ante el riesgo de ser agredido físicamente, el árbitro desenfundó su arma y con ella en mano ahuyentando a los jugadores, quienes se retiran entre risas, nerviosismos y bromas. para sorpresa de todos los presentes esa acción no bastó para tranquilizar al silbante quien detonó el arma contra el campo de juego para asombro de quienes filmaron el momento.

Según testigos del momento, las causas de la trifulca y de la reacción del árbitro se derivó de que al final del encuentro el juez no marcó un penal, generando la molestia de los jugadores y afición del equipo afectado.

A manera de burla al final de la grabación se escucha como los asistentes comenzaron a llamarlo Woody, como el famoso personaje de Toy Story, finalmente pese a la escena ninguna persona resultó lesionada y todo quedó en un susto.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: