Después de dos horas atrapado en una manifestación de integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Chiapas, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador logró ingresar al cuartel militar de Tuxtla Gutiérrez. 

Poco antes de las 6:00 horas de este día, el mandatario Federal fue retenido por integrantes de la CNTE, quienes buscaban sostener un diálogo sobre el regreso a las clases presenciales el próximo lunes 30 de agosto. 

Ante ello, López Obrador aseguró que no aceptaría «chantajes» por lo que determinó quedarse arriba de su vehículo. La conferencia matutina fue encabeza por el gobernador del estado, Rutilio Escandón y la titular de la secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez.

Manda mensaje desde vehículo 

Desde su camioneta, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio un mensaje para la “mañanera”, pues no pudo estar presencialmente debido a que integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) le impiden el ingreso a la Séptima Región Militar.

Criticó que le hayan impedido el paso y dijo que el presidente de la República no puede ser “rehén” de grupos de intereses creados e incluso dijo que se quedará en su camioneta –también en forma de protesta- de esta acción indebida.

En un video, el presidente dijo que podría entrar en las instalaciones, porque no son muchos los inconformes, pero no lo hará; además, pidió a la dirigencia nacional del CNTE que revisen esta situación y que evalúen si él se merece este trato, pues su gobierno eliminó la reforma educativa y hay un constante diálogo con el magisterio.

Aun así, el presidente dijo que se quedará en su camioneta el tiempo que sea necesario, pues no se someterá a estas acciones que calificó de “indebida”, por lo que dijo que va a resistir. Minutos más tarde ingresó al campo militar. 

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: