El pasado 31 de marzo, una mujer de origen chino, descubrió que durante la boda de su hijo, su futura nuera era en realidad su hija quien se había perdido hace mucho tiempo.

Fue durante una boda en la ciudad de SuzhouChina, cuando la madre del novio, notó que en la mano de la dama, había una marca de nacimiento exactamente igual a la de su hija que se había perdido cuando era ella pequeña, y de la cual, nunca más volvió a saber de ella hasta el día de las nupcias.

¡Paren la boda!

La futura suegra, quien al ver esta marca se emocionó y al mismo tiempo se llenó de duda, quien se acercó a los padres de la novia para saber si la joven había sido adoptada.

La pregunta de la madre del novio conmocionó a los padres de la novia, y que este era un secreto guardado por años en la familia y que no se revelaría, finalmente terminaron por aceptar que su hija había sido adoptada hace aproximadamente 20 años atrás, hasta que fue descubierta en una carretera de dicha ciudad.

Momento doblemente feliz

Cuando la novia se enteró de que la mujer que sería su suegra era en realidad su mamá, no pudo contener las lágrimas, y aseguró que conocer a su madre biológica «fue el evento más feliz que el mismo compromiso», detalla del medio, Oriental Daily News.

Entre el conmovedor y emotivo encuentro de la madre con su hija, los novios estaban preocupados por su futuro, ya que con estas nueva situación, no era una opción la boda, pero, la mamá del novio aseguró que la boda podía continuar, ya que reveló que su hijo también había sido adoptado, ya que la situación de perder a su hija hizo que perdiera toda la esperanza de encontrarla, 

Finalmente, al no haber parentesco entre la pareja, la boda se llevó a cabo y tuvo un final que no todos suelen tener; encontrar a un hijo perdido, y que contraigan nupcias.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: