La jamaica es muy conocida en México por ser una bebida refrescante que se toma principalmente en agua, pero la flor de jamaica también se puede preparar en té para beneficiarse de sus propiedades curativas con las que se puede ayudar a la salud y al organismo. 

Tomar té de jamaica es una buena forma de facilitar la pérdida de peso y prevenir la obesidad, pues contiene polifenoles, principalmente antocianinas, compuestos fenólicos y flavonoides que según algunos estudios podrían disminuir la absorción de grasas en el intestino y ayudar a quemar la grasa acumulada en el organismo. 

Beneficios y propiedades del té de jamaica

La flor de jamaica también ha sido reconocida por ayudar a regular genes encargados de inhibir la producción de ácidos grasos en el hígado, además de reducir la resistencia a la insulina, ayudando a regular el azúcar en la sangre.

Esta bebida ha sido reconocida por muchos años  por sus propiedades curativas o medicinales. Esto debido a que concentra múltiples vitaminas, minerales y compuestos bioactivos llamados fitoquímicos, así con diversas propiedades antioxidantes, antiinflamatorias e antihipertensivas.

La flor de jamaica es particularmente rica en hierro y calcio, dos minerales relevantes para la salud, particularmente durante la infancia, adolescencia y la en general edad reproductiva. también contiene ácidos polifenólicos y algunos flavonoides, compuestos que protegen nuestras células de procesos de oxidación.

Particularmente, la jamaica ha demostrado tener efectos anti-hipertensivos, debido a su capacidad de inhibir una enzima clave en procesos cardiovasculares. Otros estudios muestran propiedades diuréticas, laxantes y antibacterianas.

Fuente: El Heraldo de México