En cuestión de horas, el nuevo rover Perserverance arribará a Marte, tras casi 470 millones de kilómetros recorridos, con el objetivo de buscar signos de vida microbiana antigua.

El largo y solitario viaje en el espacio que el Perseverance inició siete meses atrás se encuentra al 99,9 % y a horas de culminar, informó la NASA, que espera que la nave atraviese la tarde de este jueves la delgada atmósfera marciana y toque tierra en el cráter Jezero. Se estima que el horario de llegada será a las 20:55 GMT de no surgir inconvenientes.

Concretamente, el rover, de 6 ruedas, cerca 3 metros de largo y de 1.025 kilogramos, rastreará signos de vida microbiana antigua en Marte, recolectará y almacenará rocas y regolitos marcianos (roca y polvo) para que futuras misiones los traigan a la Tierra.

Para tocar la superficie de Marte y llevar a cabo su trabajo científico, el robot debe sobrevivir a la desgarradora fase final conocida como Entrada, Descenso y AterrizajeLos científicos de la NASA la denominan como los “siete minutos de terror”.

Estados Unidos es el país que más ha visitado Marte. Casi todos sus intentos por arribar al planeta rojo han sido exitosos. Y a pesar de su vasta experiencia, la NASA afirma que no es nada fácil lograrlo.

El Perseverance ingresará a la atmósfera de Marte a una velocidad de más de 19.000 km/h y deberá reducir la velocidad en esos 7 minutos para descender con éxito, minutos en los que el rover se separará de la nave que lo transportó y desplegará un “paracaídas supersónico”.

”En el momento del aterrizaje, Marte estará a 204 millones de kilómetros de la Tierra”, recordó este jueves la agencia espacial en una entrada en el blog dedicado a esta misión.

La sonda realizará el aterrizaje en un área “peligrosa”: el cráter Jezero, que se cree fue el lecho de un lago y por tanto sería rico en microorganismos fósiles.

Carga dos micrófonos, que por primera vez captarán el sonido de Marte, y un esquelético helicóptero de cuatro patas y menos de 2 kilogramos conocido como Ingenuity Mars, que intentará llevar a cabo el primer vuelo controlado y con motor en otro planeta.

El Perseverance caracterizará la geología y el clima de Marte, y para ello transporta taladros que perforarán las piedras para extraer en unos tubos del tamaño de unos cigarros una treintena de muestras, de las que espera poder llevar varias de vuelta a la Tierra.

Asimismo, allanará el camino para la futura exploración humana más allá de la Luna.

Fuente: Infobae

A %d blogueros les gusta esto: