Si después de comer experimentas una sensación de pesadez, cansancio y una gran necesidad de dormir, entonces debes estar hablando de lo que comúnmente se le conoce como “mal del puerco”. 

Cuando una persona presenta algunos de los malestares anteriores le cuesta trabajo concentrarse y realizar algunas tareas que requieren de toda su atención. Por ello, para poder combatirlo debes decir adiós a algunos alimentos. 

La profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Mónica Méndez Díaz, señala que “el ‘mal del puerco’ ocurre cuando hacemos una comida copiosa y se eleva la cantidad de glucosa que tenemos en sangre”. 

¿Por qué ocurre? 

La profesora explicó que “hay unas neuronas llamadas orexinérgicas, y cuando hay glucosa en sangre, estas células dejan de disparar su frecuencia, su actividad disminuye y eso facilita que se instale esa sensación de tranquilidad y de quedarnos dormidos”. 

Para evitarlo recomendó realizar una comida ligera para evitar que la glucosa incremente y las personas experimenten “mal del puerco”. 

Alimentos que provocan “mal del puerco” 

El arroz blanco es uno de los alimentos más comunes entre las personas, pues acompaña a otros alimentos. Sin embargo, posee un alto índice glucémico que por su reacción en el cerebro aumenta las concentraciones de melanina y provoca sueño. 

Aunque las espinacas son un alimento saludable y considerado ligero, son los vegetales verdes fuente de triptófano. Debido a que produce serotonina y melatonina se convierte en un esencial para el tratamiento del insomnio. 

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: