La Secretaria de Salud en Tabasco, Silvia Guillermina Roldán Fernández aclaró que la aplicación de la vacuna contra COVID-19 no será obligatoria para el personal que no lo desee.

Lo anterior ante el temor que existe entre algunos trabajadores por efectos negativos que podría ocasionarles dicha vacuna.

Recordó que de acuerdo a lo programado, primero se vacunará al personal que atiende a pacientes con COVID-19, posteriormente a los que están en otras áreas médicas y finalmente al personal administrativo.

Asimismo, Roldán Fernández estimó que en un plazo de 3 semanas podría terminar de vacunarse a todo el personal prioritario que está en las áreas COVID.

‘En todo el estado se habilitaron 11 puntos de vacunación, no va pasar nada con quienes decidan no aplicarse la vacuna, tienen que informarse y esto es una decisión personal, no se obligará a nadie’, concluyó la Secretaria de Salud en Tabasco.

GrupoVX | Redacción

A %d blogueros les gusta esto: