Locatarios del mercado público José María Pino Suárez acusaron corrupción en el centro de abasto, y señalaron al edil de Centro Evaristo Hernández Cruz de oídos sordos al no querer atender su demanda ya que les quitaron 15 locales del área de tacos.

Dionisio Zurita, dirigente de la unión de expendedores de tacos y refrescos acusó que el Ayuntamiento les quitó espacios a los agremiados para vender a personas ajenas, y aunque pedido al alcalde que intervenga no ha querido atenderlos.

Señaló que lo único que piden es que se establezca una mesa de diálogo para atender la problemática, por lo que, ante la negativa, decidieron acudir al Congreso del Estado a solicitar la intervención de los legisladores.

“El presidente Evaristo Hernández es sordo, es mudo, no nos entiende, lo que queremos es que nos devuelvan los locales que nos quitaron.  Ha sido corrupción total”.

Los inconformes colocaron mantas a las afueras del congreso donde señalaba «Evaristo Hernández Cruz, Centro ya no te quiere por corrupto. El pueblo pone y el pueblo quita».

En el documento entregado, los locatarios expusieron diversas irregularidades como el despojo de quince locales a igual número de vendedores, además, de los malos manejos de los recursos de la renta del estacionamiento y la concesión de los baños.

Por: Cinthia Pérez Pérez | Grupo VX | Miércoles 16 de diciembre de 2020