Un hombre de 60 años de edad falleció después de caer en una tumba antigua durante el sepelio de su esposa. El viudo caminó por las frágiles estructuras y cayó a una profundidad de 7 metros, durante el sepelio de su esposa. 

Después de que los asistentes llamaron a los servicios de emergencia, estos pudieron rescatar al hombre con sogas minutos más tarde. Lamentablemente el hombre murió a causa del golpe.

Los hechos ocurrieron en el panteón Panteón de Mezquitán ubicado en el Centro de GuadalajaraJalisco, el cual tiene una antigüedad de 124 años.

Ignoró las advertencias

El cementerio, que alberga cerca de 87 mil tumbas, tiene una basta cantidad de letreros que advierten la presencia de «tumbas viejas», mismas que pueden colapsar en cualquier momento. 

A pesar de esto el hombre ignoró las advertencias, algo justificable tomando en cuenta su situación sentimental; lo afligió la muerte de su esposa. 

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: