La depresión es un enemigo silencioso que no se puede detectar a simple vista. Esta enfermedad es considerada un problema de salud pública a nivel mundial, ya que afecta al cuatro por ciento de la población, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud

En el caso de México la situación también se torna alarmante, debido a que ocupa el primer lugar de discapacidad para las mujeres y el noveno para los hombres. Según cifras del Inegi, se estima que 9.2 por ciento de la población ha sufrido depresión, lo que quiere decir que una de cada cinco personas sufrirá depresión antes de los 75 años y que los jóvenes presentan tasas mayores.

Ante este panorama, diversos sectores en todo el mundo se han unido a una batalla en la que cada día se suman nuevas víctimas. Es por ello que el mundo de los videojuegos no podía quedarse fuera. Esto quedó claro el pasado 10 de octubre cuando se conmemoró el Día Mundial de la Salud Mental, por lo que muchos de los títulos fueron reconocidos por abordar esta problemática y también por hacer algo para detectarla.

Tus decisiones te definen

Presionar los botones de un control es cosa sencilla, incluso satisfactoria, pero ahora tiene un doble propósito mientras el jugador avanza en la historia, ya que en ciertos títulos se analiza su personalidad con base en sus decisiones, esto con el objetivo de determinar si ya cuenta o está desarrollando alguna tendencia depresiva.

Desde hace más de una década los desarrolladores independientes se han adentrado en el análisis de la depresión a través de los videojuegos, sin embargo, nunca se pierde de vista lo más importante: la recreación. Con ayuda de especialistas en psicología y con un sinnúnmero de pruebas, en países de Europa se han desarrollado algunos títulos que llevan como objetivo la detección de este problema mental y que también buscan canalizar a los usuarios con personal especializado para llevar el tratamiento adecuado.

En el 2019 la psicóloga Feggy Ostrosky Shejet, profesora de la Facultad de Psicología y doctora en Biomedicina por la UNAM, mencionó que “hay diferentes tipos de videojuegos. En unos puedes planear, organizar y secuenciar. Esto es bueno, como SimCity, donde puedes diseñar una ciudad y mantener un presupuesto. Hay otros que funcionan con miles de personas alrededor del mundo y no son violentos”.

Sin embargo, la especialista hizo hincapié en que todos los jugadores pueden obtener algún tipo de estímulo mientras juegan, ya que “el cerebro funciona con neurotransmisores, cuando hay experiencias positivas las repites porque los neurotransmisores te hacen sentir bien. Las experiencias negativas no los generan. Si tú tomas una copita de vino, generas dopamina. Si tienes un pastel de chocolate, también. Eso hace el videojuego”.

Desarrolladores independientes y su algoritmo

Este tipo de estudios ha sido retomado por algunos desarrolladores independientes como el estudio alemán Twisted Ramble Games, el cual está conformado por tres amigas quienes están concluyendo su juego Duru, en el que controlas una “rata topo” que se enfrenta al descuido por parte de sus padres y encuentra en la soledad y el aislamiento un amigo que se llama Bel, pero que va creciendo hasta que se hace codependiente.

Las integrantes de este estudio consideran que los problemas familiares son un tema serio que cada día afecta miles de niños en todo el mundo, por lo que a través de Duru buscan detectar el problema de la depresión, ya que los padres tendrán la oportunidad de conocer los resultados y los avances de los niños mientras juegan y, de acuerdo con un algoritmo, determinar si requieren de atención especializada.

Por otro lado, la depresión no sólo es una cuestión de aislamiento o que padecen los jóvenes, también algunos adultos lo llegan a experimentar, especialmente cuando algún ser querido fallece.

Esta es un área que se explora en el independiente Into a Dream, el cual fue realizado por el portugués Filipe F. Thomaz, quien se enfocó en la historia de un personaje que poco a poco se va hundiendo en la depresión, hasta que siente que va desapareciendo. En este juego se quiere ayudar a los usuarios a que reaccionen con los colores y la música, incluso a identificarse con las situaciones que aquejan al personaje principal.

Estudios lo sustentan

Por si aún hay dudas sobre los beneficios de los videojuegos para mejorar la salud mental, la editorial independiente Mary Ann Liebert, Inc., con 40 años de experiencia, ha publicado una gran variedad de estudios y análisis sobre cómo ayudan los videojuegos y la tecnología a quienes presenten depresión, ansiedad o problemas de autoestima.

En un estudio publicado en agosto de 2020 se reconoció que psicólogos dividieron a dos grupos de personas de 160 participantes que presentaban problemas de depresión, ansiedad y estrés. A uno de los grupos los trataron con los métodos acostumbrados en la psicología, mientras que a los participantes restantes les dejaron jugar 20 minutos al día de Plants vs Zombies. De acuerdo con los resultados de los estudios, la conclusión fue la misma para ambos grupos, puesto que redujeron considerablemente sus niveles de estrés y depresión.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: