Ahora más que nunca es muy importante mantener las relaciones laborales lo más sanas posibles, ¿pero qué pasa si tienes un compañero de trabajo demasiado tóxico?

Es muy complicado lidiar con este tipo de personas, incluso cuando trabajas o distancia; más aún cuando te encuentras en el mismo espacio conviviendo con la persona en cuestión durante al menos unas 8 horas.

Para esas personas que tienen un ambiente laboral complicado o un compañero de trabajo que es demasiado tóxico los expertos tienen un par de recomendaciones que les ayudarán a sobrellevar la situación.

Y es que tener un compañero tóxico podría provocar que tu rendimiento laboral disminuya e incluso que tu bienestar se ponga en duda debido a las experiencias negativas que vives en tu centro de trabajo.

Pero lo más sensato que se puede hacer es tomar las medidas necesarias para no exponerte a momentos que se pueden convertir en detonantes para abandonar tu empleo o simplemente sentirte incómodo.

Así recomiendan los expertos hacerle frente al tóxico de tu trabajo

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Harvard Business Review, muchas veces estas personas tóxicas se sienten con el poder para tener esta clase de comportamientos pues se sienten omnipotentes.

En el caso de este perfil, las personas creen que son mejores a los demás e incluso se consideran más importantes, al grado de que creen que estas reglas no se aplican a ellos.

Las jerarquías empresarias o principalmente los jefes promueves esta clase de comportamientos tóxicos, ya que las personas encuentran beneficios al tener cierto tipo de actitudes.

Para evitar vivir tensiones, los psicólogos recomiendan evaluar las situaciones de forma objetiva; si ya analizaste el caso y notas que eres parte de faltas al respeto, falta de ética, menores estímulos económicos o un problema de salud mental; es importante que tomes las medidas necesarias.

No debes responsabilizarte por las malas actitudes de la persona; no es tu debes cambiarlos, también se sugiere que hables de forma respetuosa por medio del lenguaje asertivo con tu compañero de trabajo tóxico.

Demuéstrale de qué forma te está afectando y explícale tu punto de vista; si se muestra renuente o no cambia, deberás afrontar el problema directamente y explicar por qué ese comportamiento te resulta molesto.

La última consideración que puedes tomar en cuenta es la de hablar con un superior para que le ponga freno a la situación que te aqueja en el centro laboral.

Fuente: Radio Formula

A %d blogueros les gusta esto: