En redes sociales se hizo viral el caso de una perrita que protagonizó uno de los momentos más desgarradores, al intentar resucitar a su cachorrito, luego de que fuera enterrado.

Kookie, un labrador de tres años, dio a luz a una camada de cachorros en Zamboanga, un poblado de Filipinas; sin embargo, al día siguiente uno de sus pequeños canes había fallecido.

Los dueños de Kookie se dieron cuenta, ya que la perrita empezó a ladrar para alertar que uno de sus cachorros no respondía; tras este suceso, la dueña decidió enterrar al cuadrúpedo en su patio trasero.

Horas después, el labrador se acercó desesperadamente a la tumba del cachorrito y comenzó a desenterrar a su can fallecido.

El momento fue grabado por la dueña y se aprecia como Kookie encuentra el cadaver de sus cachorro y comienza a lamerlo, después lo empuja con su hocico en su intento de revivirlo.

Fuente: 24 horas

A %d blogueros les gusta esto: