En North Port, al oeste de Florida, Estados Unidos, un hombre encontró un caimán de 2.1 metros en el garage de su casa.

Tras el impactante avistamiento, el sujeto decidió dar aviso a la Policía, quienes acudieron de inmediato y lograron la captura del reptil.

Al respecto, el Departamento de Policía de North Port escribió: “Hemos devuelto el confundido cocodrilo mississippiensis al canal del que salió”, además, acompañaron el mensaje con un par de fotografías.

De acuerdo con la información, no se le hizo daño al animal, pues los cocodrilos de Florida son animales protegidos y solo se puede hacerles frente si hay inminente riesgo de una pérdida humana.

Se estima que en Florida hay una población de más de 1.3 millones de caimanes y son una especie muy protegida para evitar su extinción.

Fuente: 24 horas

A %d blogueros les gusta esto: