Existen ciertos términos que desconocemos y aparentemente son ajenos a nosotros, sin embargo los podemos vivir cotidianamente sin percatarnos de sus efectos.

En el mundo de las finanzas resulta mas extraño escuchar de ellos, pero existe uno que no podemos pasar por alto; conocido como síndrome de Solomon o síndrome del rebaño.

Es una reacción ante los logros personales, ya que estos no son bien recibidos; ocurre de manera frecuente en empresas compañías, sin importar su giro. 

Es considerado también un mal social generalizado y es una teoría con una base fundamentada en investigaciones y testimonios.

Antecedentes

Fue en 1950 cuando el psicólogo Solomón Asch se dio cuenta, tras una serie de experimentos, que la mayoría de las personas responden de manera errónea a ciertos cuestionamientos con el objetivo de sentirse integradas a un grupo en concreto; una actitud que refleja una falta de autoestima generalizada, definió.

Lo que ocurre cuando una persona sobresale entre los demás es un acto inmediato de menosprecio, evasión o aislamiento por parte del grupo social que lo arropa.

Esta conducta le llevó a señalar que la sociedad condena el éxito y talento ajenos a cambio de la adaptación al entorno; la envidia y el síndrome de Solomón se dan en el mismo ambiente y se consolidan como un binomio social, definió el psicólogo.

El psicólogo destacó los logros obtenidos en áreas financieras, en donde la competencia por ser quien más dinero genere conduce a obstaculizar el crecimiento personal. 

En este punto la relación se complica; o te adaptas y mantienes bajo perfil o la relación con quienes recelan de tus triunfos no será precisamente llevadera.

¿Qué hacer?

Mantener una actitud conciliadora y sincera con este tipo de personas no será demasiado útil; es el momento en que puedes centrarte más en “mejorar tu autoestima”, de acuerdo con la investigación de Solomón.

Te ayudará para así expresar tu opinión de “una manera más firme” y muestres decisión en lo que haces; generarás un “mecanismo de defensa frente a la hipersensibilidad emocional,” si es que se padece, concretó el psicólogo.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: