La mayoría de las infecciones que afectan a las vías respiratorias altas son de origen viral, incluida la faringoamigdalitis, por lo que se recomienda evitar la automedicación y acudir a consulta médica en cuanto de presenten los síntomas.

El director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 88, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Ismael Fajardo Flores, detalló que las afecciones virales tienen la peculiaridad de “autolimitarse”, es decir, de sanarse por completo en un lapso no mayor a dos semanas, sin necesidad de ingerir antibióticos.

“Se trata de una inflamación tanto de la faringe como de las amígdalas. El paciente debe ser revisado por un médico y evitar los remedios caseros y automedicarse, porque los antibióticos sólo deben usarse cuando lo amerite, cuando la infección sea bacteriana, y esto sucede sólo en algunos casos”, señaló.

Para prevenir las infecciones de vías respiratorias altas, explicó, es preciso evitar los cambios bruscos de temperatura, procurar abrigarse adecuadamente durante el día, sobre todo durante las primeras horas de la mañana y durante la noche, así como llevar una alimentación rica en vitamina C.

¿Sueles automedicarte?

YA PARTICIPARON 9 PERSONAS.

Recomendó: “utilizar bufanda, suéter, gorro, guantes, todo lo necesario cuando nos enfrentamos a climas que pueden ser agresivos para nuestra salud. La dieta diaria debe incluir muchas frutas de temporada, como los cítricos, y cuidarnos del contacto en una persona enferma, a fin de no contagiarnos. Se debe cubrir la boca al toser o estornudar, y lavarse frecuentemente las manos para no contagiar a los demás”.

Recordó que el cuadro clínico inicial de la faringoamigdalitis consiste en tos seca, fiebre no mayor a 39°C, dolor en la garganta al comer e incluso al beber, fluido nasal transparente y alteraciones en la voz (posible cierre de cuerdas vocales). Antes de recurrir a cualquier tratamiento en casa, lo mejor es consultar con un médico.

“Las personas que más riesgo tienen de desarrollar afecciones respiratorias son las que cursan los extremos de la vida, es decir niños y adultos mayores, así como los llamados ‘grupos especiales’: mujeres embarazadas, pacientes con algún tipo de compromiso inmunológico o con padecimientos pulmonares crónicos como asma o EPOC, por lo que para ellos se recomienda extremar las medidas preventivas”, concluyó.

Fuente: Debate

A %d blogueros les gusta esto: