La infidelidad es un acto que pocas personas perdonarían, no sólo se hieren sentimientos, también se destruye en su totalidad la confianza.

Sin embargo, hay parejas que logran sobreponerse a esto, aún cuando se haya cometido un abuso sexual de por medio.

Recientemente se dio a conocer el caso de una mujer que dio el ‘sí’ a unas horas de haber sorprendido a su novio violando a una amiga suya, quien sería dama de honor en la boda.

De acuerdo con información de medios locales, el pasado 30 de agosto Daniel Carney, de 28 años, llevó a la mujer, cuya identidad no se reveló, a las duchas de un vestidor del Shawnee Inn and Golf Resort, donde aprovechó que estaba inconsciente para quitarle la pieza inferior del bikini y abusar de ella. En ese momento, su pareja entró y observó con horror la escena.

Aunque pelearon, increíblemente, la boda siguió en pie.

Sin embargo, el hombre fue acusado de agresión simple, agresión indecente y relación sexual involuntaria con una persona inconsciente, ya que la mujer se encontraba ebria pues había bebido varios tragos con alcohol. 

La víctima, de 29 años, relató a la Policía que debido a su estado no podía recordar todo lo que había sucedido esa noche, aunque aseguró que había sido violada.  

LOS HECHOS

A la mañana siguiente, Carney se comunicó con la víctima para disculparse y para pedirle que dejara atrás el incidente y que tomara todas las precauciones ante un eventual embarazo. 

Nunca lo hicimos, pero ¿podrías considerar tomar el plan B para estar seguros? Casi no hay ninguna posibilidad. Por favor, dime que sí, te lo suplico», le escribió.

La mujer fue a un hospital y denunció lo que había sucedido. 

El hombre reconoció que todo había sido «su culpa» y que había abusado de ella en el vestuario, pero no habían tenido sexo. Luego cambió la versión y la culpó a ella de ‘aprovecharse’ de él. 

Las dudas sobre la veracidad de las versiones finalizaron cuando la Policía analizó las grabaciones de las cámaras de seguridad del hotel.

Las imágenes mostraban a la víctima y al acusado caminando por el pasillo, con la víctima extremadamente inestable y balanceándose. Justo antes de la puerta, se observa al acusado dando la vuelta y arrastrando a la víctima al vestuario», reveló la Policía estatal.

Fuente: Excelsior |

A %d blogueros les gusta esto: