La actividad física regular en niños ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares en el futuro, indicó un estudio de la Univiersidad Orietal de Finlandia publicado por European Journal of Applied Physiology.

En el estudio se establece que las enfermedades cardíacas tienen su origen en la infancia y que la manera de prevenirlas es la actividad física a edades tempranas, se había encontrado hasta ahora que la actividad física podría prevenir o retrasar el desarrollo de estas patologías pero los mecanismos de los efectos positivos de la actividad física no se entienden por completo.

Los investigadores encontraron que  un mayor tiempo sedentario y menores niveles de actividad física y aptitud aeróbica se asociaron con una peor función del sistema nervioso autónomo cardíaco en los niños. Y en cambio, los niveles altos de actividad física tenían una fuerte relación con el mejor funcionamiento del sistema nervioso.  

En el estudio participaron 377 niños de 6 a 9 años  a regulación autónoma cardíaca se evaluó mediante la variabilidad de la frecuencia cardíaca a partir de electrocardiogramas, actividad física y tiempo sedentario mediante un sensor combinado de frecuencia cardíaca y movimiento, y la aptitud aeróbica mediante una prueba de ejercicio máximo en un ergómetro de bicicleta.

Fuente: Debate |

A %d blogueros les gusta esto: