La oficina del Alguacil del condado Gilchrist, en el noroeste de Florida , Estados Unidos, investiga el caso de un hombre hispano que irrumpió en casa de su vecino y le cortó el pene con unas tijeras, aparentemente por haberle sorprendido en la cama con su esposa, informaron este miércoles medios locales.

La víctima, cuya identidad no se ha revelado, fue llevado a un hospital, donde se encuentra estable, informó la oficina sin dar otros detalles sobre su salud ni el tratamiento recibido.

El agresor, Alex Bonilla, de 49 años, fue detenido el pasado domingo 14 de julio y para quedar en libertad condicional debe pagar una fianza de 1.25 millones de dólares.

Según el relato de la víctima, Bonilla irrumpió en su casa, en la localidad de Bell, y a punta de pistola lo obligó a dirigirse al dormitorio, donde lo ató y le cortó el pene, tras lo cual se fue con el órgano viril en las manos.

Bonilla fue acusado de cargos de crueldad infantil, entrada en una propiedad con la intención de cometer un delito, asalto agravado, agresión agravada, falsa detención y uso de arma de fuego.

De acuerdo con los registros de la corte, los oficiales del condado de Gilchrist que respondieron rodearon la casa de Bonilla mientras que uno llevó a la víctima a un hospital local.

Bonilla no estaba en casa, pues había acudido a trabajar en una central lechera de la zona, donde fue detenido.

Se desconoce si los médicos que atendieron a la víctima pudieron reimplantar el pene.

Fuente: Excelsior | Miércoles 17 de julio de 2019

A %d blogueros les gusta esto: