Tras un juicio de tres meses y una deliberación que tomó seis días, Joaquín Guzmán Loera fue declarado culpable de diez delitos por un jurado en Nueva York.

El veredicto señala que El Chapo incurrió en crímenes como narcotráfico, posesión de armas y lavado de dinero. Tan sólo por el primer cargo enfrenta una condena a cadena perpetua: el envío a EU de 19 mil kilos de cocaína en marzo de 2007 y un envío de mariguana en enero de 2012. La pena será dada a conocer el próximo 25 de junio.

Cuando el jurado abandonó la sala y Guzmán Loera se levantó para salir, él y su esposa, Emma Coronel, intercambiaron una despedida con la señal del pulgar alzado.

Ray Donovan, director de la oficina de la DEA en Nueva York, dijo que el caso evidencia que “El Chapo real es un manipulador y asesino despiadado”.

Al capo le resultará casi imposible repetir sus anteriores escapes, pues podría ser enviado a la Administrative Maximum Facility, ubicada en Florence, Colorado. Nadie se ha fugado de esa prisión desde que fue inaugurada en 1994 para recibir a los reos más peligrosos de EU.

Entre los internos de la cárcel están Osiel Cárdenas Guillén, Francisco Javier Arellano Félix y Dzhokhar Tsarnaev, sospechoso del atentado en el Maratón de Boston, así como exmiembros de Al Qaeda.

 Agencias | Grupo VX | Miércoles 13 de  Febrero

A %d blogueros les gusta esto: