La PROFECO busca consensuar con los industriales de la masa y la tortilla el aumento al alimento, el cual no debe ser mayor a un peso, consideró el delegado Pedro Aldecoa Calzada.

Indicó que antes de fijar un aumento, se debe conocer cuánto han incrementado los costos de producción para los empresarios del sector.

Se definirá una serie de reuniones con ellos para fijar de común acuerdo el incremento, el cual se pretende hacer válido a partir del 15 de febrero.

“Bueno, nosotros estamos buscando el diálogo con ellos, nosotros estamos pensando que están tomando una determinación  que debe ser consensada con nosotros que somos las autoridades, no pueden ellos tomar una decisión de esta naturaleza, aunque creo que ellos ya deben tener costos de producción”, dijo en entrevista.

Al ser la tortilla un producto básico de la alimentación de los mexicanos, el aumento no debe ser tan elevado para no lacerar más el bolsillo de los ciudadanos, consideró el funcionario.

El delegado de la PROFECO dijo que actualmente el producto tiene un precio al consumidor de entre nueve y 16 pesos dependiendo del lugar donde se compre.

Por: Sara Amador Vera | Grupo VX | Jueves 31 de enero de 2019 

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: