Bajo la premisa que todo funcionario público está obligado a escuchar y atender a su pueblo, la diputada local del PRI, Katia Ornelas Gil hizo un llamado a la presidenta municipal de Cunduacán, Nydia Naranjo Cobián a no cerrarse al diálogo.

Apuntó que si bien el asunto de los vendedores ambulantes es un problema en algunas ocasiones, no se debe olvidar que las condiciones económicas actuales no son buenas y en ocasiones hace buscar opciones para obtener el sustento de la familia.

«Están en esta situación por necesito, hay falta de empleo y ante eso no podemos cerrarnos y tomar una postura absolutamente autoritaria, es imperativo el diálogo», sostuvo.

Por Angel Antonio Jiménez, Villahermosa Tabasco enero 29.

 

A %d blogueros les gusta esto: