La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanosmanifestó su preocupación ante falta de garantías al debido proceso en el caso de la sentencia de 50 años de prisión contra defensores de derechos humanos en Tlanixco.

Lorenzo Sánchez Berriozábal, Marco Antonio Pérez González y Dominga González Martínez, que defendían el derecho al agua de la comunidad de Tlanixco, fueron condenados a 50 años de prisión el 27 de noviembre de 2017 por hechos ocurridos en abril 2003 que derivaron en la muerte de un empresario floricultor de Villa Guerrero.

Como resultado, varios comuneros de Tlanixco fueron detenidos y seis defensores indígenas condenados. Por ello, la ONU señaló que los operadores de justicia, jueces, magistrados y fiscales deben contribuir a lograr un acceso efectivo a la justicia.

Naciones Unidas advirtió violaciones a los derechos humanos de las víctimas, y reiteró su disponibilidad para brindar asistencia técnica y para compartir los estándares del derecho y jurisprudencia.

En conferencia de prensa, uno de los abogados, Francisco López Barcenas, afirmó que los defensores son rehenes del Estado, y están secuestrados, por lo que exigió su pronta liberación.

“El Estado mexicano fue el que creó las condiciones para que los compañeros fueran a la cárcel, por lo mismo hay que exigirle al Estado mexicano que repare ese daño que ha cometido”, aseveró.

Fuente: MVS Noticias

%d bloggers like this: