Arropada por la dirigencia nacional del PRD, la gobernadora electa de Puebla, Martha Erika Alonso, solicitó al presidente Andrés Manuel López Obrador que no permita que se ejerza presión a los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para que actúen con autonomía en la calificación de esos comicios, después de que el magistrado José Luis Vargas difundiera en sus redes sociales el proyecto de nulidad.

En conferencia de prensa conjunta, solicitó que no exista presión de ningún integrante del gobierno al tribunal, porque el magistrado Vargas se reunió con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, sin que, según la panista, se conozcan los motivos del encuentro.

“Solicitarle al presidente de la República Andrés Manuel López Obrador que no permita que se ejerza presión sobre el Tribunal, que haya estricto apego a la legalidad y separación de Poderes, reiteró mi confianza en las instituciones del país no permitirían este atropello que claramente atentaría contra la vida democrática y futura del país”.

El dirigente nacional del PRD, Ángel Ávila, solicitó a Miguel Barbosa y la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, ser demócratas y “saber perder y ganar”, recordó que este jueves se reúnen con los siete magistrados para exponerles sus argumentos.

Este viernes, la gobernadora electa, el PAN y el PRD argumentarán que el magistrado Vargas tiene vínculos de amistad con Miguel Barbosa, candidato de Morena, y violó diversas disposiciones por difundir en sus redes sociales el proyecto de nulidad de la elección de Puebla.

Además, de que la elección ha sido la más auditada de este proceso electoral y a pesar de ello obtuvieron 100 mil votos más que Barbosa y que la bodega afirman que se violó la cadena de custodia opera en esas condiciones desde 1998.

 

Fuente: MVS Noticias

%d bloggers like this: