Este año no quedará instalado el sistema de alerta sísmica en Villahermosa, como lo había propuesto ante el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) el Instituto de Protección Civil en el Estado, debido a que no se cuenta con recursos suficientes.

A decir del coordinador general, Jorge Mier y Terán Suárez, el costo es de poco más de ocho millones de pesos y fue propuesto después del sismo de septiembre de 2017, previéndose que sea una alarma sísmica en la capital tabasqueña.

“Estamos en pláticas, no tenemos ni siquiera el presupuesto autorizado, ni siquiera el sistema que vamos a implementar, pero me encargaré para que en los seis meses que quedan de la administración, pueda dejar por lo menos el avance del proyecto autorizado para que se implemente un sistema de alerta sísmica, pero en esta administración lo veo difícil por el monto de dinero que se requiere, mínimo estamos hablando de ocho millones de pesos de los primeros sensores en la primera onda, no tenemos esos recursos y habrá que gestionarlos” indicó.

El funcionario estatal dijo que las autoridades del CENAPRED le informaron que se tendrían que utilizar otras opciones.

“Eso significa que decir que los sensores pueden detectar un movimiento de un camión pesado que pase por una avenida y eso el sensor lo puede interpretar como un sismo y lanza la alarma y pudiéramos estar alertando a la población en situaciones que realmente no son de riesgo, sin embargo el sistema que proponen es el que tienen en la Ciudad de México pero es más costoso” indicó.

Mier y Terán Suárez hizo mención de otra la propuesta del Congreso de la Unión en la que establecen que la inversión del equipo debe correr por parte de las autoridades federales y los gobiernos estatales deben encargarse de los mantenimientos, pero dijo, que aún no lo tienen concretado y por ello, insistirán en estos últimos seis meses de la administración.

Por: Leidi Susana León | Grupo VX | Sábado 07 de julio de 2018