Magistrados del Tribunal Colegiado de Tabasco confirmaron el auto de libertad por falta de elementos para procesar en contra del ex gobernador de Tabasco Andrés Garnier Melo y el ex secretario de Finanzas José Saiz Pineda, acusados de los delitos de peculado cometidos en agravio del Estado por el orden de los 2 mil 600 millones de pesos.

Esto luego de que la FGE apelara al fallo que determinaran los magistrados del Tribunal Colegiado del Décimo circuito en donde se ordenaba la exoneración del ex gobernador, debido a que no se le pudo comprobar el desvío de 2 mil 600 millones de pesos cometidos en agravio del erario, durante su administración.
Es el presidente de la Sala, Dorilian Moscoso, quien firma el auto de confirmación de libertad.

Sin embargo, es preciso señalar que el ex gobernador no podrá salir porque tiene otra sentencia condenatoria por otro delito de peculado en agravio del sector salud por 196 mdp que también está en apelación.

Asimismo, Saiz Pineda también tiene procesos pendientes, por lo que junto con el ex gobernador permanecerá recluido pues, aunque ambos tienen la boleta de libertad, ninguno de los dos puede salir.

A través de un comunicado, la Fiscalía General del Estado, informó que el ex gobernador Andrés Rafael “N” y quien fuera su secretario de Administración y Finanzas, José Manuel “N”, seguirán en prisión debido a que el primero cuenta con una sentencia condenatoria dictada por peculado, en tanto que el segundo mantiene expedientes abiertos los cuales no sufren modificación alguna con la confirmación del Poder Judicial del Estado respecto de una resolución anterior.

La Fiscalía General del Estado de Tabasco precisa que si bien fue notificada de la determinación de los Magistrados del Tribunal Superior de Justicia de fecha 25 de junio de 2018 por la que se dictó el auto de libertad, esto no implica que los procesos en mención no sigan su curso y que en el caso particular del ex mandatario se invalide la sentencia en su contra del 28 de febrero de este año por la que se le impuso una pena de 10 años y 10 meses de prisión.

Asimismo, José Manuel “N” sigue bajo proceso por los expedientes penales 138/2013 y 183/2017, ambos por el delito de peculado, en espera de una resolución de la instancia jurisdiccional, quedando intocada su situación de reclusión en el penal de la capital del Estado.