Luego de que se difundieran imágenes acerca de la separación de niños de sus padres migrantes en Estados Unidos, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, condenó la medida de ese gobierno, a la que calificó de “cruel e inhumana” y urgió a altos mandos estadunidenses a reconsiderarla.
 
En conferencia, el funcionario mexicano informó que si bien el gobierno mexicano respeta la soberanía de EU, no se puede ser indiferente ante una situación que vulnera los derechos humanos de los migrantes, en especial de niños y niñas.
 
“Es una política cruel e inhumana. México reconoce y respeta la soberanía de EU. México en ningún momento promueve la migración ilegal; sin embargo, no podemos ser indiferentes a un hecho que viola los derechos humanos y pone en situación de vulnerabilidad a niños
 
“Hacemos un exhorto para que se detenga independiente de la motivación jurídica y política que tenga”, precisó.