Los alcaldes de más de una docena de ciudades de todo Estados Unidosse congregaron en una instalación para niños migrantes en la frontera de Texas con México y exigieron este jueves que las familias que fueron separadas al llegar a la frontera sean reunificadas de inmediato.

Los alcaldes manifestaron su preocupación por el trauma que la separación familiar podría ocasionar a los menores, aun después de que el presidente Donald Trump frenó el miércoles esta política de separación familiar.

Alcaldes de Estados Unidos exigen reunificar a familias de migrantes (Foto: Reuters)

El alcalde de Santa Fe, Nuevo México, Alan Webber dijo que la política de tolerancia cero del presidente para detener la inmigración ilegal en la frontera con México ha traumado a niños y sigue siendo una amenaza humanitaria.

Más temprano, el presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a cargar contra los inmigrantes indocumentados e insistió en reforzar la frontera con un muro y con más agentes fronterizos, después de ordenar este miércoles poner fin a la separación de los niños inmigrantes de sus padres en el linde sur.

Deberíamos cambiar nuestras leyes (de inmigración), construir el Muro (en la frontera con México), contratar Agentes Fronterizos y del ICE (el Servicio de Inmigración y Aduanas)», señaló Trump en su cuenta oficial de Twitter.