El Departamento de Comercio estadounidense anunció hoy la suspensión de la exención a la imposición de aranceles a la importación de acero y aluminio de la Unión Europea (UE), Canadá y México, en una decisión que dispara las tensiones comerciales y provocará represalias de sus socios.

Hemos decidido no extender la exención para la UE, Canadá y México, por lo que estarán sujetos a los aranceles del 25 % y 10 %» en el acero y el aluminio, indicó Wilbur Ross, secretario de Comercio de EU, poco antes de cumplirse el plazo para tomar una decisión al respecto.