Redacción| Jueves 12 de abril de 2018

La Secretaría de Salud suspendió una planta purificadora de agua clandestina en la ranchería Madero segunda sección, del municipio de Paraíso, que ponía en riesgo la salud de la población, toda vez que sus productos, agua y hielo, envasados y a granel, violentan las disposiciones de la NOM-201-SSA1-2015.

Roger Alberto Vázquez López, jefe del Departamento de Productos y Servicios de la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios, informó que como parte de los operativos permanentes, se detectó que la planta purificadora operaba sin contar con el aviso de funcionamiento ante la Secretaría de Salud.

Además, la empresa no tenía anuncio en la parte exterior, lo que determinó su operación de manera clandestina. Se encontró también que no tiene instalaciones adecuadas, que sus áreas están a la intemperie, desprotegidas, y con los tinacos de almacenamiento sin identificar.

El área de llenado de los garrafones no está aislada para evitar la contaminación del producto, tampoco existen separaciones, y el inmueble está desprovisto de servicios sanitarios.

El personal de verificación sanitaria procedió a la suspensión temporal de actividades del establecimiento, para ello fueron colocados los sellos correspondientes.

El funcionario pidió a la población que evite adquirir garrafones de agua de dudosa procedencia que se ofertan en colonias y comunidades, y adquieran aquellos que cuenten con tapa y sello de garantía.

En caso de detectar la operación de alguna planta purificadora clandestina, se puede reportar al 3-10-00-00, extensión 81206, de la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios.