La licitación para la construcción de la refinería de Dos Bocas se publicará el 18 de marzo y el presidente Andrés Manuel López Obrador negó que hubiera desacuerdo, desencuentro o contradicción con el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien había declarado a un medio internacional que no había recursos para construirla.

“Hubo un malentendido en las declaraciones del subsecretario de Hacienda, no existe ninguna contradicción, menos confrontación, somos un equipo”, comentó el titular del Ejecutivo.

Expuso que los países que han logrado progresar lo han hecho agregando valor a sus materias primas, y eso es lo que intenta el gobierno mexicano con la nueva refinería y la reconfiguración de las que ya existen.

“Nosotros pensamos que debemos de producir en México lo que consumimos. Y eso es lo que hacen otros países, darle valor agregado a su materia prima, fortalecer su mercado interno”, explicó López Obrador.

Puntualizó que confía, respalda y respeta a los funcionarios de la Secretaría de Hacienda. De acuerdo con el presidente, el proyecto de Dos Bocas es prioritario para su gobierno, pues permitiría procesar el crudo para producir combustibles, y lograr la autosuficiencia en ese rubro.

“Pero sí vamos a eso, vamos a la autosuficiencia, a que no se compre gasolina en el extranjero. Entonces, por eso la rehabilitación de las seis refinerías y la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas.

“Y está en el presupuesto de este año, 50 mil millones de pesos están presupuestados con ese propósito”, dijo López Obrador.

Reiteró que la nueva refinería es prioritaria para su administración y se construye en Dos Bocas, Tabasco, porque ese puerto ya es la salida de un millón de barriles diarios de crudo que México exporta.

 

Fuente: Excelsior

%d bloggers like this: