Ante el abuso que sufren los adultos mayores afiliados al Programa de Empacadores Voluntarios, por parte de algunos supervisores de las cadenas comerciales en donde se desempeñan, la Diputada Dolores Del Carmen Gutiérrez Zurita, presentó un Punto de Acuerdo para exhortar al responsable en el Estado de Tabasco del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM); al Gobierno del Estado de Tabasco, y a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), para que en ámbito de sus respectivas competencias, realicen acciones necesarias que prevengan la discriminación y verifiquen las condiciones de trabajo de este grupo vulnerable de la población.

Así mismo, la legisladora del PRD solicitó al titular del Poder Ejecutivo del Estado, restablezca el Consejo Estatal para Prevenir y Erradicar la Discriminación en el Estado de Tabasco, cuyas funciones fueron suspendidas erróneamente al inicio de esta administración.

También urgió a la CEDH, para atender de oficio, las violaciones a los derechos humanos de los adultos mayores del programa de empacadores voluntarios en tiendas de autoservicio.

Durante su intervención en tribuna, la diputada local denunció que adultos mayores que se dedican a dicha actividad son maltratados de manera física, verbal y laboral, por parte de algunos supervisores de los supermercados, cometiendo incluso acciones en contra de su dignidad personal y que resultan ser humillantes y degradantes, llegando en algunos casos, a exigirles que de la propina que le dan los clientes, paguen a los supervisores una cuota diaria, ya sea en efectivo o especie.

De la misma forma, denunció que los supervisores, le imponen sanciones a los empacadores voluntarios, sin que exista un reglamento, llegando al extremo de ser expulsados del sitio donde trabajan, cuando ésta, es la única forma que tienen de ganarse la vida, comprar sus medicamentos y superar casos de abandono familiar.

 

%d bloggers like this: