Ante los hechos de violencia y sangre ocurridos el fin de semana en Venezuela para impedir que llegara la ayuda humanitaria al país, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se pronunció por “negociar una solución pacífica” al conflicto que no imponga decisiones a los ciudadanos de aquella nación.

“Nosotros tenemos muy claro que tiene que buscarse una salida pacífica, negociada, en el caso de Venezuela. Nosotros nos estamos ciñendo a lo que establece la Constitución, y lo he repetido muchas veces, no intervención, y autodeterminación de los pueblos.

Es un tema que polariza, hay posturas de un lado y de otro. Nosotros nos ajustamos a que se respete la voluntad de los pueblos, y que se busque solucionar los problemas de manera pacífica”, respondió a la pregunta de si los acontecimientos del fin de semana abonan a la pacificación del país gobernado por Nicolás Maduro.

El presidente de México consideró que no puede comentar más acerca del conflicto político interno que se vive en Venezuela, pero exhortó a dejar atrás “la tentación del uso de la violencia”.

“No queremos violencia en ninguna parte, nosotros somos partidarios de la no violencia.

Pero no puedo opinar más porque está muy polarizado. Yo lo que considero es que lo mejor es el diálogo, lo mejor es alejar la tentación del uso de la fuerza, que se busque una solución diplomática, hay muy buenos diplomáticos en el mundo, hay que establecer puentes, construir puentes de entendimiento, no querer imponer las cosas. Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”, recalcó.

De acuerdo con la última información de lo ocurrido en Venezuela en sus fronteras con Colombia y Brasil, se registró la muerte de cuatro personas y centenares de heridos el sábado pasado a partir de que el gobierno de Nicolás Maduro impidió la entrega de ayuda humanitaria a los venezolanos y quemar camiones con alimentos y medicinas.

 

Fuente: Excelsior

 

%d bloggers like this: