La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados estableció que los viajes internacionales con el fin de participar en foros y actividades parlamentarias, se llevarán a cabo con apego a la política de austeridad, y se autorizarán solo cuando las salidas sean “de gran relevancia”.

El acuerdo de los coordinadores parlamentarios, aprobado en votación económica por el Pleno de San Lázaro indica que quedará “prohibido” comprar vuelos en primera clase o equivalentes; aunado a que los gastos por hospedaje y alimentos de los congresistas, se restringirán a “lo estrictamente indispensable”.

Los criterios para formar y designar las delegaciones que representarán a la Cámara  ante organismos permanentes, multilaterales, asambleas y reuniones parlamentarias internacional y de invitación especial en el transcurso de la LXIV Legislatura, señalan que la llamada “diplomacia parlamentaria” se llevará a cabo de manera austera, siguiendo los principios de economía, racionalidad, honradez y transparencia en el uso del presupuesto.

Los líderes parlamentarios determinarán qué viajes se autorizan, a qué destinos, qué y cuántos diputados y diputadas se integrarán a las delegaciones mexicanas, indican.

Se seleccionará a los integrantes de las delegaciones, de acuerdo a su perfil y experiencia en temas a tratar en los foros y eventos parlamentarios internacionales.

En tales condiciones, los diputados mexicanos acudirán cuando la ocasión lo amerite, a las reuniones del Parlamento Latinoamericano (PARLATINO); la Confederación Parlamentaria de las Américas (COPA); el Parlamento Centroamericano (PARLACEN); y la Comisión Parlamentaria Mixta México/ Estados Unidos/ Unión Europea.

También se valorará la asistencia a las reuniones del grupo Parlamentarios por las Américas (PARLAMÉRICAS); a los encuentros de la Unión Interparlamentaria Mundial (UIP); el Foro Parlamentario Asia Pacífico (APPF); y la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

Contemplan que cualquier otro viaje al extranjero con propósitos legislativos y que no esté previsto en el acuerdo, será valorado por la Junta de Coordinación Política; así como las solicitudes de diputados para asistir a eventos no contemplados.

En ese caso, determinaron que los congresistas interesados deberán pagar, de su bolsillo, todos los gastos a realizar.

Refieren que los diputados y diputadas que ejerzan la diplomacia parlamentaria, deberán entregar un informe de actividades y asistencia a eventos internacionales, señalando los objetivos perseguidos y alcanzados, las actividades preparatorias, el programa de trabajo a seguir, a cuántas y qué actividades acudieron, así como las conclusiones obtenidas.

Fuente: MVS Noticias

%d bloggers like this: