Este viernes, el equipo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer las 10 preguntas que serán sometidas a consideración de la población el 24 y el 25 de noviembre entorno a la viabilidad del Tren Maya y la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, entre otros ocho programas de infraestructura y apoyos sociales

De acuerdo con el coordinador general de comunicación social del futuro gobierno de la república, Jesús Ramírez Cuevas, la consulta costará alrededor de un millón 800 mil pesos y serán instaladas en todo el país mil 102 casillas.

Los ciudadanos que decidan participar en el ejercicio de consulta deberán marcar con un sí o con un no su opinión sobre la pertinencia de desarrollar cada proyecto o programa que se trate.

La pregunta número uno tiene que ver con la construcción del Tren Maya; la segunda se refiere a otro tren que conecte los puertos de Salina Cruz, Oaxaca con el de Coatzacoalcos, Veracruz.

En tercer lugar, se pregunta si está o no de acuerdo con la construcción de una nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco, para producir más gasolina.

A partir del número cuatro y hasta el 10, se pregunta a los ciudadanos si están o no de acuerdo con aumentar al doble la pensión de todos los adultos mayores, otorgar becas y capacitación a 2.6 millones de jóvenes que no tienen oportunidad de estudiar o trabajar y si deben otorgarse becas a las personas con discapacidad.

Se incluye además la pregunta de garantizar o no la atención médica y medicamentos gratuitos a las personas que carecen de seguridad social; si debe darse o no cobertura de internet gratuito en todas las plazas públicas del país.

Para evitar las fallas que tuvo la primera consulta sobre el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México en donde varios ciudadanos pudieron votar dos veces, en esta ocasión se utilizará violeta de genciana, adelantó Enrique Calderón Alzati, presidente de la Fundación Rosenblueth, al ofrecer detalles sobre la organización de la consulta.

También dijo que se revisará el tipo de celular que porte el votante para asegurar que el aparato tenga conectividad.

En cuanto al nivel de participación, Ramírez Cuevas calculó que un millón de ciudadanos podría asistir a las casillas.

Fuente: Excelsior

 

 

%d bloggers like this: