En el Pleno de la Cámara de Diputados, los congresistas se enfrascaron en una discusión acalorada, incluso a gritos, en torno a la consulta propuesta por el presidente electo, sobre el Nuevo Aeropuerto. 

Los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), respaldados por los delPartido Acción Nacional (PAN), presentaron un punto de acuerdo para solicitar que en la realización del ejercicio, se respeten y protejan los datos personales de los participantes.

Los diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) salieron en defensa del proyecto al afirmar que panistas y priístas se oponen, porque defienden intereses particulares y temen que se les acabe el negocio.

“La consulta insulta”, reclamó el diputado del PRI, Eduardo Zarzoza.

“¡Qué lástima que ahora no solo sean patanes, sino también violadores, violadores de la legalidad y la transparencia! Por cierto, qué bueno, qué bueno que aclaran que la dichosa consulta la van a pagar ustedes. ¡Solo eso faltaba, que el pueblo pagara por su farsa populista! ¡Que se escuche claro, su consulta insulta!”, espetó el legislador del tricolor.

Para qué consultan, si ya dijeron el resultado: “la consulta va, el aeropuerto no”, cuestionó el diputado del PAN, José Elías Lixa.

“Tendríamos que obviar también que quienes la han defendido con vehemencia, nos han anunciado en más de cinco ocasiones el resultado de la misma. Dicen: la consulta va, el Aeropuerto no.  Entonces, para qué consultan si ya han anunciado el resultado de su propia consulta, es una falta de respeto a los ciudadanos”, agregó el integrante de la bancada albiazul.

Los congresistas de esos partidos coincidieron en demandar a los integrantes de la mayoría, que si su interés es conocer la opinión de los ciudadanos en todo tema relevante, debería sumar a la consulta del Aeropuerto, una pregunta respecto a si están de acuerdo con que se elimine o se recorte el impuesto especial a las gasolinas, es decir el “gasolinazo”.

El problema no es la consulta de López Obrador, sino que el presidente Enrique Peñano consultó más que a sus amigos y empresarios, para comprometer un proyecto que generará gastos no previstos por los fuerza política que asumirá el poder a partir del 1 de diciembre, reviró el diputado de Morena, Pablo Gómez.

“El problema es que Peña Nieto no consultó más que a sus amigos y a los contratistas para decidir hacer un aeropuerto en Texcoco, es el problema que nos están legando, es el problema que le están imponiendo al país y que le están tratando de imponer a la nueva fuerza gobernante del país, para que sufrague el costo de 300 mil millones de pesos”, sentenció Gómez Álvarez.

La discusión acabó después de la intervención de 36 oradores que intercambiaron señalamientos y reclamos mutuos, por casos de corrupción durante las administraciones que respectivamente han encabezado.

Los integrantes de Morena y quienes votaron en contra de la aprobación del punto de acuerdo, celebraron el hecho con aplausos y gritos, para hacer notar que se impusieron a las bancadas minoritarias.

Fuente: MVS Noticias
%d bloggers like this: