El accidente suscitado con un cazabombardero F-16 de la Fuerza Aérea de Bélgica, no se trató de un incendio, sino que fue destruido luego de que otro caza belga abriera fuego contra esa aeronave, informan medios locales.

El Ministerio de Defensa belga, señaló que la aeronave fue destrozada en la base aérea de Florennes, al sur de Bélgica, después de que se desatara “un incendio durante los trabajos de mantenimiento”, mientras que “un segundo avión sufrió daños colaterales“.

Twitter / @PaulSzoldra

En contraparte, la prensa local afirma que el “incendio” se desató luego de que un mecánico activara accidentalmente el cañón de otro F-16 que se encontraba en un hangar, destruyendo al primer avión.

El segundo avión también resultó dañado y dos técnicos presentan heridas leves.

 

Fuente: MVS Noticias

%d bloggers like this: