El gobernador Arturo Núñez Jiménez desmintió al líder de la Unión de Taxis Amarillos de Centro, Luis Vidal Baeza,  quien aseguró  que el mandatario se había comprometido con el gremio  a que después de las elecciones del 01 de julio habría aumento de 10 pesos a la tarifa de transporte en esta modalidad.

Lo que sí habrá, dijo Núñez Jiménez, es un estudio socioeconómico para determinar  si procede o no  un  incremento y de cuánto sería.

“Yo leí que alguna organización dijo que yo había dado mi anuencia al aumento, no, hoy por eso dimos información a través de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes que lo que tenemos la obligación de hacer conforme a la ley, es estudios socioeconómicos para ver si procede o no procede el aumento de tarifa, y de proceder de qué tamaño sería para no afectará a los usuarios del servicio”.

De este modo, el Ejecutivo Local insistió en que no hay por el momento ninguna  autorización al respecto y que se reunirá con el Secretario de Comunicaciones y Transporte para que le informe detalles sobre el estudio para la factibilidad.

Sobre el nuevo modelo de negocios para el sistema de transporte en Villahermosa que sustituiría a transbus, el gobernador  dijo que se sigue revisando,  pero reconoció que muchos inversionistas que inicialmente estaban interesados no quisieran “entrarle” por la incertidumbre generada por la renegociación del Tratado de Libre Comercio y el proceso electoral,

“Lo cierto es que algunas de las gentes que habían expresado su interés de participar en la reestructuración del transporte, pues decidieron esperar a que se resolviera el futuro del TLC y el desenlace del proceso electoral  que ese ya se dio y afortunadamente no se dieron los escenarios  la catastróficos que se habían vaticinado, y pues ojalá que se animen a entrarle porque el gobierno no tiene recursos para rescatar a las empresas”, señaló.

Por: Sara Amador Vera | Grupo VX | Viernes 13 de julio de 2018 

%d bloggers like this: