Las reformas estructurales no tienen sello  personal, ni color partidista su único fin es el bienestar colectivo, afirmó el presidente Enrique Peña Nieto.

Al conmemorar el Día del Abogado, el mandatario señaló las reformas sentarán las bases del desarrollo para la próxima administración.

El mandatario indicó que “el desarrollo de México no parte de cero cada seis años pero también era necesario llevar a cabo ajustes que habían sido pospuestos durante décadas.

“Para insertarnos en el siglo XXI era necesarios contar con un marco legal más moderno y robusto, un marco legal que fortaleciera el Estado de derecho, que dinamizara todos los sectores de la economía”, indicó

Al referirse al proceso electoral del pasado 1 de julio, el mandatario señaló que “en esta elección sin duda México refrendó su convicción democrática y la madurez de la misma”.

Aseveró que “hoy la ley es un factor de certidumbre y estabilidad de nuestro régimen democrático, el orden constitucional es lo más grande que hemos construido como nación y está más allá de cualquier coyuntura”.

%d bloggers like this: