Padres de alumnos que no aprobaron el examen de admisión,  protestaron por segundo día consecutivo para exigir la apertura de más espacios en la carrera de Medicina para sus hijos; finalmente aceptaron inscribirlos en otras licenciaturas.

Desde muy temprano dieron continuidad a las protestas en la UJAT con la petición de que se ampliaran los espacios en la carrera de médico cirujano, y en esta ocasión fueron atendidos por el rector, José Manuel Piña Gutiérrez, quien les explicó que no había ninguna posibilidad para sumar a más estudiantes en los grupos que ya están cerrados.

Sin embargo y al reconocer que sí les dieron otras opciones en carreras para ingresar a quienes no aprobaron el examen de admisión, la señora Andrea Flores, una de las inconformes, no aceptó esas opciones.

“Los muchachos quieren medicina, nos dieron la opción de que estudien otra carrera pero los chamacos quieren medicina y por eso los estamos apoyando aquí, no van a venir a decirnos que es lo que les van a dar” justificó.

Pero mientras se exponían algunos planteamientos por parte de las madres de familia, algunos padres comenzaron a forcejear con el personal de seguridad que resguardaba al rector.

Ante este conato de agresión que se presentó, el rector Piña Gutiérrez se retiró del lugar, situación que molestó a los padres de familia por lo que se dirigieron a cerrar las entradas y salidas de la máxima casa de estudios.

También el señor Javier García quien llamó a los demás padres de familia para bloquear los accesos de la universidad, justificó que su hijo por ser de una comunidad no lo aceptaron, así como a otros jóvenes que también provienen de municipios y rancherías, acusando que solo hacendados pudieron quedar en la carrera.

Posteriormente autoridades de a UJAT ofrecieron una mesa de diálogo en la que ingresó una comisión de cuatro padres de familia para intentar obtener una solución, sin embargo, luego de dos horas, la desesperación de quienes esperaban respuesta ocasionó pleitos entre los mismos tutores, situación que originó que el secretario de servicios administrativos de la UJAT, Rubicel Cruz Romero, saliera de la sala.

Los padres de familia, tomaron la decisión de cerrar por segunda ocasión los accesos a la Universidad, situación que generó molestias entre los trabajadores y los alumnos que se dirigían a otras actividades.

Luego de dos horas de mantener cerrados los accesos, los padres de familia y estudiantes aceptaron inscribirse en las carreras de médico en rehabilitación y medicina hospitalaria, en donde se ofertaron 52 espacios, y los que no alcanzaron, decidieron que buscarán otra oportunidad el próximo año.

Por: Leidi Susana León | Grupo VX | Miércoles 11 de julio de 2018 

%d bloggers like this: