Redacción| Sábado 14 de abril de 2018

La Fiscalía General del Estado detuvo el pasado jueves 12 de abril a una mujer de 26 años de edad, de ocupación estudiante de enfermería y posteriormente a un joven de 18 años del sexo masculino, presuntamente involucrados en el secuestro express y privación de la vida de un menor de edad de apenas 3 años, situación que ha conmocionado a la sociedad tabasqueña.

El 9 de abril de 2018, el menor Emilio “N” de tres años de edad fue reportado como desaparecido por sus familiares en el poblado C-31 del municipio de Huimanguillo. Posteriormente, la familia pidió el apoyo de Fiscalía General del Estado (FGE), a fin de presentar la denuncia correspondiente ante los indicios de un posible secuestro exprés.

La Vicefiscalía de Delitos de Alto Impacto, atendió el caso y puso en práctica el protocolo correspondiente por la edad de la víctima y las características del secuestro.

Con el apoyo de una célula de inteligencia de la Policía Federal, se implementó un operativo en la comunidad a fin de dar con quienes ya se tenían identificados como los presuntos responsables.

El inmueble donde habría sido llevado el menor el día en que ocurrió el plagio estaba a unas cuantas casas del domicilio de la víctima. A este lo habrían interceptado cuando acudió a la tienda de esa misma calle para posteriormente encerrarlo en la casa de seguridad.

Esta casa ha sido asegurada por la FGE y este viernes se practican tareas de rastreo criminalístico en el lugar, así como en los sitios donde se hicieron las detenciones y fue hallado el cuerpo sin vida del pequeño.

Cabe señalar que el operativo para la localización y aseguramiento de los hoy detenidos fue totalmente de inteligencia, sin que se hiciera uso de las armas.

En estos momentos, ambos están en calidad de detenidos y fueron presentados ante el Fiscal del Ministerio Público para realizar los trámites correspondientes. No se tienen indicios que sean parte de alguna célula criminal y lo que al momento arrojan las indagatorias, es que este sería un intento de secuestro exprés en el que solicitaban una cantidad mínima a sus familiares para ponerlo en libertad, pero que se prolongó con una conclusión fatal.

No se descarta aún ninguna línea de investigación, pero la información recabada al momento ha sido muy sólida y ya se asienta en la carpeta de investigación.

Cuando concluya el término constitucional, los detenidos serán presentados ante el Juez de Control. Una vez que puedan ser vinculados a proceso, el Fiscal del Ministerio Público solicitará, entre otras, la pena máxima por el delito de secuestro agravado debido a las características del lamentable suceso.

La necropsia de ley practicada al menor indica que la causa de la muerte fue obstrucción mecánica de vías respiratorias (asfixia), no obstante que pese a la descomposición del cuerpo, se encontraron indicios de que se le pudo haber sido inyectado alguna sustancia, además de maltrato físico que dejaron fracturas en su cuerpo.

La FGE continúa en estos momentos con todos los trámites para que se defina la situación legal de los detenidos y mantiene el apoyo a los familiares de la víctima.

%d bloggers like this: